Edición del blog para móviles Avenida del e-mail con esquina IP dinámico: septiembre 2008
Image Hosted by ImageShack.us Image Hosted by ImageShack.us

30 de septiembre de 2008

Ha visto el camión de la basura y se ha puesto palote


29 de septiembre de 2008

Jacinto Somorinos. Premio Nóbel de algo



¡Jugón! ¡Jugón! pero... ¿Cómo puedes haber inventado el contavatios antes que nadie?

28 de septiembre de 2008

¿Cómo tamos?


Tú tienes cara de tener una buena polla
www.barragan.tv

Y es de gratis.

27 de septiembre de 2008

Se esta preparando la película Transformers 2

Pero ya hay gente preparada, incluyendo a la benemérita.

26 de septiembre de 2008

Seré pesado...

Pero es que ayer tarde volví a ver otro peliculón y fijate por donde Ellen Page era la protagonista (la misma que protagonizó Hard Candy y Juno, casi nada) pues eso, que definitivamente me voy a abonar a ver todas las películas en cuyo reparto se encuentre escrito el nombre de Ellen Page, un sello de calidad.

Por cierto, ese es el nombre de la película "An american crime".

25 de septiembre de 2008

Este perro es el puto amo

Atentos. Dentro video:


24 de septiembre de 2008

Raro

Ojo a la siguiente foto porque es rara de cojones. Parece que alguién se ha casado, la del velo seguro, pero me inquieta pensar que el de la corbata verde sea el novio, creo que lo es por la disposición de la foto, la novia le pasa el brazo por los hombros y las damas de honor detrás de los novios para salir en la foto, el de al lado sería el cuñado y la que le está comiendo los morros a la novia la amante, es decir el de la corbata verde tiene unos huevazos que le llegan al suelo, es más, yo creo que esos huevazos han atravesado los pisos de mas abajo hasta llegar al portal del edificio.

¡Qué foto más rara!

23 de septiembre de 2008

Uy!!! Cuanto tiempo sin escribir nada

Pues eah! ya lo he hecho, mañana más.

9 de septiembre de 2008

Suegra baje a comprar el pan


Voz en off: Haber si con un poco de suerte te despeñas.

5 de septiembre de 2008

He vuelto

En realidad volví el día 1, pero han sido tantas las cosas que me han pasado en las vacaciones que he estado estos días pensando como iba a escribir esta entrada.

Recapitulemos.

El día 8 de agosto como sabéis por la entrada anterior nació
mi sobrina Mariela, al día siguiente me compré un chicle de fresa que estaba premiado con un fabuloso viaje de 7 días a una isla paradisiaca, el viaje era inminente, ya allí en esa isla me alojé en un hotel donde por cosas de la casualidad y del destino también se alojaban las chicas de un concurso de bikinis mojados. El conserje del hotel resultó ser un brujo aborigen con el que hice buenas migas, echó un conjuro para que las chicas se me lanzaran literalmente al cuello nada más verme, y no estuvo mal he de reconocer. Al tercer día de estar en la isla compré un décimo de una lotería local, y claro, me tocó, resulté premiado con una casita muy cuca y mona con unas vistas espectaculares y cerquita de la playa, ah!! y con 2 palmeras, asique ya tengo casita de vacaciones en la playa. Pero no todo iba a ser bueno, al cuarto día me entró una gran diarrea, menos mal que una espectacular enfermera junto con sus auxiliares accedieron a cuidarme en mi mona y cuca casita. Mientras tanto y con retortijones insoportables desde la oficina de turismo me informaron que yo había sido el turista 1 millón que había llegado a la isla y que por ello podía volar gratis a la isla durante 10 años acompañado por 5 personas. Al penúltimo día de estar en la isla tuve la ocasión de salvarle la vida al alcalde de aquel bonito lugar, estaba en un restaurante y se atragantó con una aceituna, yo que estaba allí le hice los primeros auxilios y resulto ser el alcalde, ahora soy un héroe y quieren hacerme una plaza con mi nombre, además el alcalde me está muy agradecido, todavía no sé hasta donde alcanza su gratitud, quizás un Roll Royce. El último día conocí a unas chicas españolas que se pelearon por mi, querían cenar conmigo, entonces intercedí en la pelea y dije que porque iba a cenar con una sola si podía cenar con las cuatro a la vez, asi que se miraron, se quedaron pensando por un segundo, me miraron sonriendo y asintieron con la cabeza. Nos fuimos a cenar, una cena afrodisiaca, y ya después de la cena no hay nada que se pueda contar y que quede siendo elegante. Esa fue mi última noche en esa isla.
También estuve unos días en mi pueblo, después del viaje, pero no os voy a contar nada de lo que me pasó allí porque seguro que no os lo creeríais. Y lo último que recuerdo de mis vacaciones es que desperté.

Por cierto la foto de las cuatro chicas.